FacebookTwitterRSSVimeoFlickr

La vocación jesuita hoy

¿Qué significa ser jesuita? "Reconocer que uno es pecador
 y, sin embargo, llamado a ser compañero de Jesús, como lo fue Ignacio."
(Congregación General 32, D. 2, 1)

La vocación jesuita hoy

Ignacio de Loyola imaginó al jesuita como un hombre dispuesto a estar en cualquier lugar donde hubiese necesidad de comunicar el Evangelio. Y para ello era importante que sacerdotes y hermanos estuviesen bien formados, para que cultivando sus talentos y deseos profundos hiciesen del seguimiento de Jesús una experiencia más universal.

Con la mirada puesta en esta misión común los jesuitas desarrollamos una  gran diversidad de apostolados. Por ello hay sacerdotes y hermanos que realizan labores tan distintas como enseñar en una universidad, servir en una parroquia, acompañar a una comunidad campesina o sumergirse en el mundo del arte.

Pero si hay algo que nos identifica y que hacemos con verdadera pasión es tratar de tender puentes de diálogo entre gente de diferentes creencias y culturas. Es en las fronteras del mundo donde estamos llamados a compartir el Evangelio de Jesucristo y a hacer oír la voz de los más pobres y excluidos. Para el jesuita las fronteras no representan obstáculos sino desafíos, nuevas oportunidades por las que alegrarse y entusiasmarse.

El camino no siempre es fácil, pero se hace llevadero cuando nuestra confianza está puesta en el Señor. Si no conociéramos personalmente su amor, ni creeríamos que es posible cambiar el mundo, ni ofreceríamos por ello nuestras vidas. Es por amor que el jesuita ha decidido dejar su casa, el cariño de una pareja y sus demás aspiraciones, porque la construcción del Reino de Dios mueve su corazón, y porque ha experimentado sus frutos.

 

¿Dónde estamos?

Descubra las Plataformas Regionales y Redes de Obras que dan vida a nuestra misión en el Perú.
» Ver mapa

¡Suscríbase!

Reciba nuestras "Noticias para los Amigos" ingresando su correo electrónico:

Logo