FacebookTwitterRSSVimeoFlickr

Mundo

P. Mark Raper SJ: "La visita del Papa a Myanmar fue un regalo maravilloso"

El Papa Francisco concluyó su visita a Myanmar (Birmania), una nación donde los budistas representan el 90% de la población y donde la minoría musulmana rohinya se ha refugiado en Bangladesh tras sufrir una feroz represión militar por parte del Gobierno. En Myanmar, la comunidad cristiana constituye también una minoría y está integrada por apenas 650.000 personas, el 1,2% de la población. 

En medio de esta difícil coyuntura, Francisco señaló que "las diferencias religiosas no deben ser una fuente de división y desconfianza, sino más bien un impulso para la unidad, el perdón, la tolerancia y una sabia construcción de la nación". Asimismo, en su discurso más esperado, ante la jefa de facto del Gobierno y premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, el Papa pidió que se respeten los derechos de “cada grupo étnico y su identidad”, aludiendo a la crisis de refugiados rohingya. 

Durante su visita, el Sumo Pontífice tuvo también una reunión no programada con la misión jesuita en este país, la cual está particularmente comprometida con la educación, la formación profesional y la formación de seminaristas, así como con la promoción del diálogo interreligioso y el cuidado del planeta. 

El P. Mark Raper SJ, quien tiene una larga experiencia en el servicio en Asia y  recientemente fue reasignado para ser el Superior de los jesuitas en Myanmar, fue uno de los que dieron la bienvenida al Papa en Yangon y explicó en una entrevista a Radio Vaticana que se sintió la presencia del Papa como un "gran regalo para el país”. Agregó que la visita de Francisco ofreció a la Iglesia, que es una pequeña minoría en Myanmar, “una hermosa muestra de dulzura, de compasión para no juzgar, sino acompañar, escuchar y aprender".

Destacó además el respeto que la gente de Myanmar tiene por todas las personas religiosas y apuntó que las dificultades sociales que el mundo exterior percibe tienen que ver con una enemistad étnica profundamente arraigada. Señaló además que "la pureza del budismo está siendo corrompida cuando una dictadura militar intenta utilizarla y señala que en el caso de Myanmar se está utilizando un enfoque fundamentalista para justificar una opresión muy grave contra las personas.

El viaje del Papa llega seis meses después de que el Vaticano entablase oficialmente relaciones diplomáticas con Myanmar. Es la primera parte de su viaje apostólico a la región, ya que ahora visitará la vecina Bangladesh hasta el 2 de diciembre. 

(Con información de Radio Vaticana y El País)

Ver también: Jesuitas asumen parroquia en una zona de conflicto en Myanmar

 

 

¿Dónde estamos?

Descubra las Plataformas Regionales y Redes de Obras que dan vida a nuestra misión en el Perú.
» Ver mapa

¡Suscríbase!

Reciba nuestras "Noticias para los Amigos" ingresando su correo electrónico:

Logo